Misteriosa enfermedad la mantuvo por 17 años atrapada en el cuerpo de una niña de 1 año

Pei Shan Teo, es una joven de Singapur y su enfermedad todavía no ha podido ser diagnosticada por los médicos.

¿Te imaginas tener 17 años y tener el cuerpo de una bebé? Parece imposible e ilógico pero esto lo vive Pei Shan Teo, una joven de Singapur, cuya enfermedad todavía no ha podido ser diagnosticada por los médicos.

Nacida en Singapur, los médicos descubrieron que sus miembros eran más cortos que los de un bebé normal. Después de numerosos exámenes, sigue sin diagnosticarse oficialmente qué es lo que le ocurre a este niña, aunque algunas clínicas se han atrevido a decir que es Mucopolisacaridosis tipo III, un trastorno congénito que afecta a los huesos, órganos y al sistema nervioso central. Ya sea por esta enfermedad o por otra causa, esta niña es única ya que no crece como otros niños.

Sus padres aún recuerdan lo emocionados que estaban durante el embarazo, leían libros sobre la paternidad, intentando saber cómo cuidar a su primera hija. Estaban preparados para recibir a su pequeña, sin embargo, a los tres meses de su nacimiento Pei Shan dejó de crecer. Empezó a tener un problema de salud tras otro, era un montaña rusa de emociones y sufrimiento.

Además, como su capacidad pulmonar era limitada, tenia que llevar siempre puesta una máscara de oxígeno. “A veces me pregunto, ¿por qué nosotros? ¿Qué hice en mi vida anterior por lo que ahora tengo que pagar esta deuda? Al principio, nos centramos en intentar superar esta situación; no había tiempo para pensar en nada más”, contó su padre.Cuando tenía dos años, sus padres intentaron inscribirla en una escuela especial pero la situación era mucho más difícil de lo que pensaban. Lo peor eran las miradas de la gente por la calle y como otros padres se alejaban de ellos.

A pesar de las muchas dificultades, esta valiente chica lucho con su enfermedad durante 17 años. Le encantaba dibujar y tocar el piano. Es una niña feliz y disfruta comiendo sus platos preferidos o viendo la televisión.

Incluso consiguió el año pasado dar un concierto de piano para la caridad.

Pei Shan Teo

 

Por desgracia, su condición se deterioró drásticamente en junio. Después de recibir inyecciones de morfina como tratamiento de emergencia falleció tranquilamente acompañada por sus padres en el hospital hasta el final.

Aunque su vida estuvo llena de retos siempre fue optimista y jamás se rindió.

 

Deja Tus Comentarios!